Uno de esos grandes placeres que también me sirve de inspiración, es la música. Todas mis novelas están íntimamente relacionadas con ella y, por tanto, cada una de mis historias tiene su propia banda sonora.

En el caso de Un legado inesperado fue la música de los 60s la que me acompañó en todo momento. Esto tiene una explicación, y es que la ambientación de esa época está presente a lo largo de la historia; aunque también cierto cascarrabias tiene la culpa de que las canciones de Frank Sinatra, The supremes o el mismísimo Otis Redding formen parte de la vida de Kate y Brad de alguna manera.

¿Te apetece escuchar la música que marcó el camino de estos dos personajes tan especiales para mí?

 

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.